Los estudiantes, los docentes, los trabajadores… 40 años de incansable construcción de Memoria, por la Verdad y la Justicia. 16 de septiembre » Noche de los lápices

      Comentarios desactivados en Los estudiantes, los docentes, los trabajadores… 40 años de incansable construcción de Memoria, por la Verdad y la Justicia. 16 de septiembre » Noche de los lápices

Este día trae a la memoria a un grupo de jóvenes estudiantes secundarios  que fueron secuestrados por la última dictadura cívico militar (1976 – 1983) en la ciudad de La Plata.

A mediados de septiembre de 1976 un grupo de estudiantes secundarios fue secuestrado por las Fuerzas Armadas. Entre ellos estaban: Francisco López Muntaner, María Claudia Falcone, Claudio de Acha, Horacio Ángel Ungaro, Daniel Alberto Racero, María Clara Ciocchini, Pablo Díaz, Patricia Miranda, Gustavo Calotti y Emilce Moler.

Durante su secuestro, los jóvenes fueron sometidos a torturas y vejámenes en distintos centros clandestinos, entre ellos el Pozo de Arana, el Pozo de Banfield, la Brigada de Investigaciones de Quilmes y la Brigada de Avellaneda. Seis de ellos continúan desaparecidos (Francisco, María Claudia, Claudio, Horacio, Daniel y María Clara) y sólo cuatro pudieron sobrevivir, Pablo Díaz, Gustavo Calotti, Emilce Moler y Patricia Miranda.

Este 16 de septiembre se cumplen 40 años de este episodio, que constituye uno de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el terrorismo de Estado, y que, reforzado por actos de memoria constante, en cada calle, en cada marcha, en cada aula, se vuelve presente vivo no solo en la Memoria de nuestro pueblo sino en acción.

Actuamos recordando a los estudiantes secundarios cuando nos comprometemos por la calidad de sus escuelas, cuando reclamamos por el cierre de los programas conseguidos con la lucha de años, cuando enseñamos aprendiendo a su lado, cuando los ayudamos a crecer y cuando reclamamos con ellos, codo a codo, por los derechos de docentes y estudiantes.

40 años de lucha no es un camino corto, pero sabemos que tenemos mucho más por delante. Por ello, por ellos, seguiremos marchando.

Porque no nos han vencido. Porque los lápices siguen escribiendo.

AGMER Seccional Nogoyá