24 de Marzo – Día de la Memoria por la verdad y justicia

      Comentarios desactivados en 24 de Marzo – Día de la Memoria por la verdad y justicia

Hoy conmemoramos 41 años del último golpe militar en la Argentina, instaurando una sangrienta dictadura que puso despiadadamente el pie sobre el pueblo argentino y cuyas consecuencias aún seguimos padeciendo

Aquel 24 de marzo, los autores desplegaron de inmediato los sangrientos dispositivos de represión que habían diseñado a medida y con asistencia tanto local como extranjera. Ese mismo día atacaron la sede del sindicato docente ATEP acribillando a Isauro Arancibia y a su hermano, como también detuvieron en Jujuy a Marina Vilte para liberarla al mes y secuestrarla el 31 de diciembre de ese mismo año.

El golpe no fue ni un episodio casual, ni obra de un grupo de delirantes que actuaban por cuenta propia, fue un plan sistemático contra el pueblo argentino que se sirvió del Estado para cumplir su ejecución, que contó con la complicidad de múltiples socios civiles y con el respaldo de la injerencia extranjera, no sólo en el plano represivo sino también en el económico o el educativo. Un proyecto cuya pesada herencia está cargada de 30000 argentinos desaparecidos, miles de presos políticos y más de 300 nietos aún no recuperados.

La educación fue un blanco cuidadosamente seleccionado por aquella pesadilla. Aulas, salas de docentes, sindicatos, comedores escolares, centros de estudiantes, centros de investigación y formación, bibliotecas fueron algunos de los ámbitos atacados por la dictadura. Una artillería hecha a medida para intervenir en estos ámbitos volcó su violencia a través de mecanismos como detenciones, secuestros, desapariciones, represión, censura, infiltración y precarización.

El último golpe se sostuvo en una larga y miserable tradición autoritaria, aquella, por ejemplo, que fusiló a los obreros de la “Patagonia rebelde” o la que sacó a la calle comandos como la Triple A. Pero los trabajadores debemos tener en claro que hoy siguen vitales muchos de sus brazos, se expresan en el gatillo fácil, en los circuitos de secuestro, trata y desaparición de personas, en los dispositivos de vigilancia y represión como “El proyecto X”, la “Ley antiterrorista” o el llamado “Protocolo antipiquetes”, en la obra pública con sobreprecios al servicio de la corrupción, en los grupos concentrados que nos someten por la vía de la inflación, en los despidos como medida de ajuste, en el obsceno endeudamiento externo, en asesinatos como el de Carlos Fuentealba, en la segunda desaparición de Julio López, en los crímenes de Luciano Arruga, Mariano Ferreira, Mártires López, en los caídos en las jornadas del 2001, Romina Iturain, Eloísa Paniagua y José Daniel Rodríguez, en los cientos compañeros procesados por luchar…
Nuestro compromiso con le escuela pública es continuidad de aquellas luchas, es en ese marco que esta conmemoración tiene más cabal sentido. Hoy, tanto Macri, como Bordet continúan el abandono de la escuela pública y la desinversión profundizados por Urribarri. Miles de docentes en la calle por el cierre de los planes nacionales o la incertidumbre sobre su continuidad, edificios escolares destruidos y sin mantenimiento, partidas de comedores miserables, la falta de partidas para limpieza, paritarias salariales a la baja y en negro; alumnos de islas y escuelas rurales que frecuentemente quedan sin transporte; la amenaza contra el régimen de licencias de los docentes; son las manifestaciones más evidentes del ajuste y el recorte. Así el estado facilita el avance de la privatización de la educación, profundizando la brecha.

Reivindicamos la lucha por Memoria, Verdad y Justicia sostenida por madres, abuelas y todos los luchadores sociales que no vendieron ni entregaron las banderas a ningún poder político Exigimos el total esclarecimiento de aquellos hechos, la prisión para los responsables de aquella pesadilla (los autores materiales e intelectuales, los responsables militares y civiles…), el desmantelamiento de todos los dispositivos de persecución y represión estatal.

¡Ni olvido ni perdón!

AGMER Seccional Nogoyá